Presentamos un nuevo articulo sobre el efecto Halo y su relación con la mala selección de apuestas.

Muchas personas apuestan de manera intuitiva, se basan en lo que saben o sienten sobre un jugador o equipo en particular para hacer una evaluación sobre sus chances de victoria.

La intuición puede servir para saber si una persona esta enojada con uno, pero no es buena con juicios de probabilidad y el efecto Halo es una de las razones.

El efecto Halo

Juzgue a los siguientes personajes por sus características, a quien prefieres ¿Alan o Peter?

ALAN: Inteligente – Trabajador – Impulsivo – Crítico – Terco – Envidioso

PETER: Envidioso – Terco – Critico – Impulsivo – Trabajador – Inteligente

Para la mayoría de las personas, estas descripciones dejan en un mejor pie a ALAN por sobre PETER. Esto es extraño dado que sus características son idénticas solo que dispuestas en un orden diferente.
En lugar de reconocer que la única diferencia entre ambos es en orden en la cual los datos son proporcionados, el lado flojo de nuestra mente (a menudo conocido como Sistema 1) busca una coherencia en la evaluación con el fin de construir rápidamente una narrativa coherente.

El rasgo positivo inicial (Alan es inteligente) nos inclina a interpretar las ultimas características  para apoyar este punto de vista y lo mismo ocurre con Peter pero de manera contraria. Esto es el efecto Halo.

¿Que tiene que ver estos con las apuestas?

Cambie el ejemplo de los 2 nombres ficticios por 2 equipos de fútbol o tenistas y las descripciones de los personajes por resultados o actuaciones.
Es fácil ver como las conclusiones de las apuestas están sesgadas por el orden en que se adquiere la información y la importancia de las actuaciones particulares.
Este tipo de sesgo no es aislado, las personas son también susceptibles a la Heuristica de Disponibilidad que nos lleva a darle una importancia desproporcionada a eventos o ideas que son fáciles de recordar.
La disponibilidad esta fuertemente ligada a la fuerza de nuestra respuesta emocional a ciertos acontecimientos, que es mayor cuando se crea una impresión mayor. Por ejemplo un partidos con muchos goles o un partido de tenis que llega al quinto set.

Así que con el conocimiento del Efecto Halo y la Heuristica de Posibilidad, echemos un vistazo a algunos de los ejemplos en el que se aplican.

Selección Brasileña de Fútbol

La reverencia con la que se admira a la selección brasileña de fútbol, las aleja del resto de las selecciones y en las mentes de los apostadores no existe una evaluación verdaderamente objetiva.

Es un hecho que esta selección ha ganado mas títulos del mundo que cualquier otro combinado, pero sus 5 títulos vinieron en 2 periodos diferentes (1958-70 y 1994-2002) mientras que en los últimos 2 torneos fueron derrotados en cuartos de final y en la ultima de local fueron vapuleados por Alemania terminando en el cuarto puesto.

Su periodo de éxito comienza con la edad de oro de Pelé, Carlos Alberto, Rivelino, etc. han creado un efecto de Halo que distorsiona la percepción de todos los equipos brasileños, algo que se puede comprobar fácilmente por el recuerdo recreado de goles fantásticos, en especial durante la copa del mundo del año 70.
Las nuevas generaciones no estarán tan familiarizadas con los eventos de hace 40 años pero los medios de comunicación perpetúan la idea (sesgo de confirmación) de que todos los jugadores brasileños son super-hábiles. Esta coherencia en la evaluación crea una narrativa coherente. “Brasil a producido a mucho de los jugadores mas hábiles del mundo, por lo tanto todos los jugadores brasileños hábiles.”

A riesgo de molestar a los fans del Liverpool, este es otro equipo donde el efecto Halo también aplica. Haber ganado 11 títulos en el periodo de 1973 a 1990 puede hacer difícil la tarea de  disociar a los siguiente conjuntos de Liverpool con su historia. Esto puede provocar que los apostadores sobrevaluen al equipo actual que nada tiene en común con esos equipos históricos.

El efecto Halo también explica el desproporcionado crédito que se les da a los famosos ex-jugadores que se convierten en directores técnicos. No hay evidencia estadística que confirme que un buen jugador sea también un buen técnico.
Mark Hughes fue un gran jugador del Manchester United y Chelsea pero las expectativas sobre el en su nuevo puesto como manager han puesto la vara al mismo nivel que tuvo como jugador.
El halo creado por solo haber jugado lleva a muchos clubes, fans y apostadores a esperar mas de lo que realmente estos individuos pueden dar.
Este tema ha ganado notoriedad atraves del libro “Moneyball” y la película del mismo nombre.

Halo Inverso

El efecto Halo también puede funcionar a la inversa. Si la primera impresión de tu hotel en vacaciones no es de las mejores, puede crear un sesgo negativo a todas tus opiniones sobre este durante tu estadía. Desde una perspectiva de apostador, una mala actuación polariza de manera desproporcionada evaluaciones posteriores.

Después de perder una ventaja de 4 golpes durante la ronda final de US Masters Rory McIlroy fue considerado un jugador que no aguantaba la presión y cosas peores en los diarios.
Antes de este torneo era una de las nuevas estrellas, pero una muy mala ronda de 80 golpes (fácilmente recordado por la agitación del joven deportista gracias a la Heuristica Disponible) cambió la opinión de muchos apostadores.
Cualquier otro apostador capaz de juzgar de mejor manera pudo beneficiarse considerablemente cuando 2 meses después gano el US Open por 8 golpes y al siguiente año cuando consiguió su segundo torneo importante al ganar el Us Pga Championship.
Si estos eventos hubieran ocurrido de forma inversa (ganar 2 Majors y después colapsar en el Us Masters) las evaluaciones de su rendimiento hubieran sido mas indulgentes.
Esto es en particular pertinente cuando McIlroy se retiró del torneo Honda Classic con 7 golpes sobre el par en la segunda ronda y con “mal estado mental”.
El “Halo” que le da el haber ganado los 2 torneos Majors moderará las opiniones de los apostadores sobre sus chances de victorias en los próximos torneos.

Conclusiones

Nuestra mente intuitiva es valiosa y muy potente y con frecuencia puede salvar nuestras vidas al percibir peligro, sin embargo tiene una gran debilidad en lo que respecta a evaluación estadística.

El truco es obligar a nuestra mente a poner en acción el otro lado de la mente (Sistema 2)

Antes de realizar una acción que concierne a las apuestas es importante:

  • Deliberadamente buscar 3 argumentos contrarios a tu evaluación del valor nominal.
  • Emplear la mayor cantidad de datos objetivos, con la muestra mas amplia de ser posible.
  • No le hagas caso a los medios de comunicación, que muchas veces solo ofrecen narrativas simplistas

Los apostantes que leen acerca de aspectos interesantes de las psicología (como por ejemplo el efecto Halo) pueden sentirse inspirados a compartir sus nuevos conocimientos, pero eso no significa que puedan modificar su propio comportamiento a crear efectos Halo sobre deportistas o equipos.

El test no es si sobre si aprendiste algo nuevo, sino que si tu entendimiento de diversas situaciones que te encuentras a evolucionado.